fbpx

beenews

Insiste en ser tu mismo para no convertirte en un ‘yo también’

No puedes aburrir para conseguir ventas

ventas-marketing

Casi ninguna actitud dentro del marketing va a recompensar tanto como la habilidad de escribir palabras convincentes. No puedes aburrir para conseguir ventas. Tener la capacidad de articular las palabras exactas gracias a las que tus clientes decidan comprarte a ti y no a la competencia, es una habilidad maestra del marketing. En marketing de respuesta directa, usamos contenido diseñado para tocar los botones emocionales del público objetivo. Las reacciones emocionales de respuesta directa usan títulos que llaman a la acción, contenido para la venta y llamadas de atención convincentes. Es lo que se conoce como “el arte de vender en texto». Muchas empresas creen que este tipo de contenido no es para su mercado, y esto es un gran error. Todos tenemos sentimientos, desde el más gordo al más flaco, desde el más alto al más bajo, ¡todos! Y nuestras decisiones de compra se hacen con las emociones y luego se justifican con lógica (una de las principales premisas del marketing). “Me he comprado este set de maquillaje por valor de 450€ porque es el que mejor cuida mi piel y me asegura un gran resultado.” Sí, claro.

Consigue ventas

Muchas veces, los dueños de negocios no quieren mostrar su propia personalidad en su marketing porque creen que lo que tienen que hacer, es aparentar “ser profesional”. Esto se traduce en que, a menudo, su marketing es soseras y aburrido, además de genérico (estás entrando en el saco del “yo también”). Si cambias los logos de estas empresas y dejas su mensaje, el público pensará “es otro más del sector”. Es así. No destacas, no eres especial, ni das nada nuevo. La verdad, es una pena. Seguro que estos empresarios son personas inteligentes e interesantes, y en lugar de mostrar su personalidad en sus textos, optan por la “profesionalidad absurda” usando palabras o frases que probablemente jamás usarían en una conversación con amigos o socios.

No al contenido monótono

Frases del estilo: “productos pedigrí”; “sinérgico”; “alineación estratégica” etc. “Productos pedigrí” ¿en serio? por favor… Usar contenido de venta monótono, aburrido y “profesional”, es la forma más rápida de lograr que tus clientes y posibles clientes, pierdan el interés que te habían prestado en un principio. ¡Enhorabuena! Estás de lleno en sus mentes dentro de la categoría de empresa de “yo también”. Ese tipo de empresa que no llama la atención a nadie o, si lo hacen, será a clientes de “gama baja”, que son los que solo se basan en las políticas de precios (una batalla que, si no eres una macro-empresa) no quieres empezar. ¡Te lo aseguramos!

Empieza, como empresario, a pensar en cómo utilizar los grandes rasgos de tu personalidad en tus estrategias de marketing. Pregunta a tu alrededor, qué rasgos propios tuyos te hacen ser interesante, divertido etc. y aplícalos en tus textos y en todas tus estrategias. Evita por todos los medios encasillarte en el “yo también” si quieres lograr el éxito. Grábate esto a fuego: las personas adoran la autenticidad, la personalidad y la opinión. Aunque no estén de acuerdo contigo, te respetarán por ser sincero. Ser tú mismo te ayudará a destacar entre el mar de monotonía y similitud. Te ayudará a lograr el éxito.

¿Cómo aplicar esto a mis estrategias de marketing?

Para no extendernos demasiado, vamos a facilitaros aquí algunas estrategias que podéis ir pensando en implementar dentro de vuestro marketing.

  • En primer lugar, párate a pensar en la siguiente cuestión: ¿Por qué Youtube o Facebook son dos de las empresas digitales más grandes del mundo? Tic, tac, tic, tac… Sí, exacto, porque saben que las personas vuelcan su interés en lo que otras personas hacen o dicen. Puedes aprovechar esto en tu negocio. Un ejemplo, sería añadir un vídeo a tu página web. Puede ser tan sencillo como grabarte a ti mismo describiendo tus productos o servicios, con tus propias palabras y sin tapujos.
  • Otro ejemplo, sería usar las redes sociales como vía de comunicación con tus clientes o posibles clientes. A través de mensajes llamativos y bien comunicados, puedes hacerte grande. Con llevar a cabo estas dos acciones, ya estás añadiendo personalidad a tu negocio. No uses el marketing como una pantalla tras la que esconderte. ¡Al revés! Úsalo para dar opinión, percepción, consejo, comentarios y, sobre todo, para ser tú mismo. Para ser auténtico. 

¿tienes una historia que contar?
¡cuéntanos!

RGPD