fbpx

beenews

Del plan de marketing al matrimonio solo hay un paso

El 80% de los emprendedores fracasan en los primeros años por no tener un plan

Plan de Marketing

Muchos emprendedores, sin importar gremio o sector, edad, sexo o religión, fracasan en los primeros años de vida de su negocio. Muchos son los factores que pueden influir en este fracaso final, pero si nos paramos a analizar cada caso, observamos un factor común: ninguno de ellos tiene un plan estratégico definido. Resulta impactante, ¿verdad? ¿Cómo puede ser posible que un emprendedor, cuyo objetivo principal además de vender, es el de mantener su negocio largo tiempo y hacerlo crecer, no tenga un plan? No nos referimos a un plan de ventas o al clásico documento conocido como plan de empresa o business plan. Nos referimos al plan de marketing.

Camino hacia el plan de marketing

Camino hacia el plan de marketing.

Según la definición de Philip Kotler, un plan de marketing es “un documento escrito en el que se recogen los objetivos, las estrategias y los planes de acción relativos a los elementos de Marketing, que facilitan y posibilitan el cumplimiento de la estrategia dictada en el ambiente corporativo, año tras año, paso a paso.” Es una buena definición, pero estrictamente teórica y bastante aburrida. Nosotros preferimos definirlo así “documento estratégico de extensión variable gracias al cual podrás guiar tu negocio por el buen camino de las ventas/conversiones exitosas”. 

Todas las empresas, cuando comienzan un año fiscal, son como ‘Caperucita Roja’ cuando se encuentra la

bifurcación en el camino. Unos tomarán el camino feo y oscuro (y se los comerá el lobo), y otros más preparados, tomarán el camino limpio y bello hasta llegar a casa de la abuelita (sus objetivos finales de marketing). Exacto, los primeros no tenían un plan de marketing.

Profundicemos en la relación: características del plan de marketing

Como habréis podido deducir, el plan de marketing es el resultado de un proceso de investigación. Los profesionales del marketing nos convertimos en Sherlocks Holmes para poder analizar al detalle cada punto relevante para la empresa concreta. Este proceso de investigación tiene como objetivo comprender cabalmente las dinámicas de consumo y los hábitos del consumidor que rigen su nicho económico objetivo, o sea, las reglas de juego del mercado en que se inserta.

Los puntos básicos de un plan de marketing son:

  • Análisis del sector.
  • Estudio del mercado.
  • DAFO (Competencia).
  • Selección de objetivos concretos.
  • Definición estratégica para cada objetivo.
  • Formalización de acciones a llevar a cabo.
  • Calendarización.
  • Selección de las métricas adecuadas.
  • Presupuesto.
  • Evaluación de resultados.

Estarás pensado, “uy, es verdad que es un documento muy completo y recurrir a algo así tiene que ser muy beneficioso. Pero tiene pinta de ser caro.” Pues verás, puede resultar tan barato como 0€ si eres capaz de hacerlo tú mismo de forma adecuada pero… ¿Quién tiene el tiempo y los conocimientos? para eso estamos los profesionales del sector. Nosotros, los “frikis marketinianos” somos quienes tenemos el tiempo y los conocimientos, y somos quienes podemos realizar investigación sin caer en errores (que pueden resultar devastadores).

Del plan de marketing al matrimonio

Del plan de marketing al matrimonio.

Este tiempo tiene un precio, como es lógico, y la investigación a veces puede resultar en meses de trabajo, dependiendo de la complejidad de la empresa y su mercado; así que para presupuestar un plan de marketing de manera adecuada, los profesionales primero debemos realizar una evaluación exhaustiva y valorar dicha complejidad. Por ello, nuestro trabajo se presupuesta en función del tiempo y la calidad del plan. A priori puede parecer un rollo, pero cuando estás estudiando la evolución de tu empresa, con un “libro de instrucciones” sobre qué hacer/cuándo/dónde y por qué en cada situación, se agradece. Y más todavía, cuando le ves resultados beneficiosos. 

En lo que respecta a la extensión, cada empresa es un mundo y hay tantos planes de marketing como empresas y mercados. Hay planes del tamaño de novelas de Ken Follett y planes de marketing de una sola página. Sí. De todo tipo, y todos ellos armas fundamentales para alcanzar objetivos básicos.

En resumen, del plan de marketing al matrimonio hay solo un paso. ¿Por qué? Porque gracias a buenos profesionales del marketing, que te faciliten un plan que te guíe en cada paso para conseguir conversiones beneficiosas para tu negocio, no querrás abandonarlos nunca y así, año tras año, tendrás asegurada la tranquilidad de ir por el buen camino hacia la casa de la abuelita. Un matrimonio íntegro, duradero y sobre todo, feliz.

¿tienes una historia que contar?
¡cuéntanos!

RGPD